Mucho dulce pica los dientes

Ago 20, 2018

Las profesionales que dirigen campañas electorales a todos los niveles, concuerdan que aquellos que pretenden liderar sectores políticos o se pretenden candidatear a algún cargo deben medir su exposición pública y hacerlo con contundentes opiniones o anuncios. Esto normalmente no es tenido en cuenta por los emergentes en la política, quienes creen que la reiterada exposición los hace más populares y seguramente creen que eso se les va a traducir en votos.

Este error, lo hacen comúnmente y se olvidan que la gente cada día tiene más acceso a la información y pueden quedar expuestos al ridículo, más teniendo en cuenta que las redes sociales se prestan para eso, bien manejadas son de gran ayuda pero usadas sin criterio profesional perjudican y mucho.
Ni las bondades de más ni los radicalismos son buenos compañeros en la política, valiendo esto para todos los actores, llamar las cosas por su nombre sí, pero todo en la justa medida, pues hartar a gente no es saludable en estas contiendas.
También rechina a los votantes ver cuando se usa la maquina publica en beneficio propio, como la autopromoción, olvidándose que quienes deben rendir cuentas siempre son los máximo jerarcas y no lo segundones.
Como decía alguien, ojo, “mucho dulce pica los dientes”.

Oscar Gustavo Cazabonnet Amexis